Fisioterapia Pediátrica

EL PELIGRO DE JUGAR A SER SANITARIO

Siempre estamos buscando soluciones desesperadas para que desaparezca el dolor de nuestro cuerpo. Conocemos muchos remedios, sobre todo los fármacos antiinflamatorios, que nos ayudan a aliviar nuestra sintomatología. Poseemos un arsenal farmacéutico inmenso en el armario para cualquier dolencia. Desarrollándo un vocablo propio aprendido directamente del entorno cercano: “si tira, es contractura”, “el médico me ha dicho que tengo hiperlordosis”, “si duele en la planta, es fascitis” o “seguro que tienes tendinitis del hombro”. Son algunos de los ejemplos que he escuchado y que he observado decir a pacientes.

Sin embargo, pasamos por alto el peligro que conlleva toda esta divulgación científica, de la cual no hemos sido informados. Porque la salud van más allá de una simple pastilla. Desconocemos la interacción entre los distintos sistemas orgánicos, desconocemos los efectos secundarios de muchos fármacos, desconocemos el funcionamiento de los procesos biológicos,..., etc. Debemos conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo, por supuesto, pero tenemos que respetar la actuación de los profesionales de la salud. Porque con la correcta y única guía de ellos, podremos alcanzar mejores resultados.

¿QUÉ ES FISIOTERAPIA PREVENTIVA?

El trabajo de fisioterapia a la hora de tratar lesiones es ampliamente conocido, pero la verdad es que una de las funciones principales de un fisioterapeuta consiste en cuidar y prepararnos para prevenir lesiones. No siempre se tiene éxito, pero cuando se realizan sesiones de prevención fisioterapéutica las lesiones son de menos intensidad y se recuperan más rápidamente. La fisioterapia preventiva consiste en acomodar al cuerpo a la actividad que vayamos a desencadenar. Esto es de vital importancia en deportistas; pero es efectivo incluso en trabajos de oficina, donde precisamente por no realizar actividad física podemos lesionar nuestro cuerpo. Este tipo de fisioterapia no se apoya únicamente en sesiones de fisioterapia tradicionales, sino que necesariamente se enriquece con consejos sobre hábitos, ergonomía, rutinas de entrenamiento, descanso y estiramientos...

Dependiendo del historial de lesiones, estilo de vida, tipo de trabajo, y de los objetivos que queramos conseguir, la fisioterapia preventiva se centra en diferentes aspectos a potenciar en cada caso, como pueden ser la propiocepción, la fuerza muscular o la elasticidad. No hay que esperar a sentir dolor intenso para visitar al fisioterapeuta. Seamos deportistas o no, la fisioterapia puede ayudarnos a mejorar nuestra forma física y prevenir lesiones derivadas de la práctica deportiva, nuestro trabajo, o el sedentarismo; mejorando nuestra calidad de vida.

¿QUÉ ES LA FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA?

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA PEDIÁTRICA.

Hasta los dos años de edad, el aparato respiratorio del niño y el bebé difiere muchísimo del del adulto: tienen la laringe más alta, los músculos respiratorios más débiles, y una mayor capacidad para la producción de secreciones, entre otros factores. Los niños que han nacido prematuramente tienen un mayor riesgo, debido al déficit de surfactante pulmonar y la falta de desarrollo pulmonar. Sumado a que su sistema inmune está todavía en progreso, los niños menores de dos años son una población especialmente propensa a sufrir afecciones respiratorias:

·Obstrucción de las vías altas: la mucosidad excesiva en el tracto respiratorio superior. ·

Bronquiolitis: causada generalmente por una infección viral, tiene como consecuencia la obstrucción del bronquio al inflamarse sus paredes.

·Neumonía: de origen variado, suele asociarse a los resfriados. Los pulmones se inflaman, y cursa con fiebre.

La fisioterapia respiratoria puede prevenir estas enfermedades, ayudando a una correcta higiene bronquial y de las vías altas, eliminando las mucosidades y previniendo el “encharcamiento” de los mocos; caldo de cultivo para bacterias. También podemos mejorar la ventilación y la perfusión pulmonar, mejorando la sensación de disnea y acelerando la curación de resfriados comunes. Es muy importante prevenir este tipo de complicaciones pulmonares en el niño, pues además de ser peligrosas en sí mismas, de ser recidivantes durante largos períodos pueden conllevar secuelas respiratorias en la vida adulta. En FisioMaisha estamos especializadas en embarazo y post-parto, pero no sólo en el cuidado de la nueva mamá: también ayudamos a prevenir enfermedades respiratorias y tratamos a bebés y niños que ya las padecen. Visítanos en Paseo imperial 4, y podremos orientarte sobre la fisioterapia respiratoria y cómo puede mejorar la calidad de vida de tu hijo.

COMO PREVENIR LAS LESIONES EN ESCOLARES.

Según un estudio realizado por el colegio de fisioterapeutas de la CM, el 20 por ciento de los escolares llevan sobrepeso en la mochila. Hay que saber que el peso de la mochila nunca debe superar el 15 por ciento del peso del niño, ya que llevar un peso excesivo puede provocar escoliosis o alteraciones postulares de columna, entre otros trastornos musculoesqueléticos. Según una encuesta realizada por la misma institución, en la que participaron 395 padres y madres de alumnos de entre seis y nueve años de la CM, aunque el 51 por ciento es consciente de que los hábitos postulares de sus hijos pueden generar futuros problemas de espalda, un 15 por ciento dice no saber cuanto peso cargan sus hijos en la mochila. Ademas el estudio revela que le 46,6 por ciento de los niños madrileños usan carrito, aunque un 96 por ciento no lo lleva de forma adecuada. De los que utilizan mochila, solo un 5,7 por ciento la lleva de forma incorrecta. En cuanto a los hábitos posturales, el 42,5 por ciento de los escolares adopta mala postura al levantarse de la cama, un 50 por ciento al sentarse en una silla y otro 50 por ciento al levantar peso desde el suelo.

Ademas el 29,4 por ciento de los padres manifiesta que en algún momento sus hijos han sufrido dolor de espalda, señalando que la zona en la que con mayor frecuencia se localiza el dolor es en la cervical (36,2 por ciento), seguida de la dorsal (26,7 por ciento) seguida de la lumbar (14,7 por ciento). Sin embargo solo una 2,3 por ciento de los escolares ha sido diagnosticado de dolencias de espalda por un medico. Por lo que este estudio arroja, que sabiendo la causa del dolor es un gran error no cambiar ciertos hábitos en los niños también. El simple hecho de sentarse de una manera adecuada, posicionar la mochila en la espalda adecuadamente con el peso que corresponde o llevar el carrito de una manera correcta evitaria muchos dolores a los niños y problemas a largo plazo.

Según un estudio realizado por el colegio de fisioterapeutas de la CM, el 20 por ciento de los escolares llevan sobrepeso en la mochila. Hay que saber que el peso de la mochila nunca debe superar el 15 por ciento del peso del niño, ya que llevar un peso excesivo puede provocar escoliosis o alteraciones postulares de columna, entre otros trastornos musculoesqueléticos. Según una encuesta realizada por la misma institución, en la que participaron 395 padres y madres de alumnos de entre seis y nueve años de la CM, aunque el 51 por ciento es consciente de que los hábitos postulares de sus hijos pueden generar futuros problemas de espalda, un 15 por ciento dice no saber cuanto peso cargan sus hijos en la mochila. Ademas el estudio revela que le 46,6 por ciento de los niños madrileños usan carrito, aunque un 96 por ciento no lo lleva de forma adecuada. De los que utilizan mochila, solo un 5,7 por ciento la lleva de forma incorrecta. En cuanto a los hábitos posturales, el 42,5 por ciento de los escolares adopta mala postura al levantarse de la cama, un 50 por ciento al sentarse en una silla y otro 50 por ciento al levantar peso desde el suelo. Ademas el 29,4 por ciento de los padres manifiesta que en algún momento sus hijos han sufrido dolor de espalda, señalando que la zona en la que con mayor frecuencia se localiza el dolor es en la cervical (36,2 por ciento), seguida de la dorsal (26,7 por ciento) seguida de la lumbar (14,7 por ciento).

Sin embargo solo una 2,3 por ciento de los escolares ha sido diagnosticado de dolencias de espalda por un medico. Por lo que este estudio arroja, que sabiendo la causa del dolor es un gran error no cambiar ciertos hábitos en los niños también. El simple hecho de sentarse de una manera adecuada, posicionar la mochila en la espalda adecuadamente con el peso que corresponde o llevar el carrito de una manera correcta evitaria muchos dolores a los niños y problemas a largo plazo. COMO DARLE UN MASAJE A TU BEBE. A todo el mundo le gusta un buen masaje y los bebés no son una excepción. Un masaje suave puede relajar a tu pequeño, y te ofrece a ti una hermosa forma de conectar con él, de piel a piel. El masaje relajante es una experiencia sensorial muy especial para el bebe, que le ayuda a conciliar el sueño, le calma y le prepara para dormir plácidamente Tanto los padres como el bebe deben estar relajados para disfrutar de este masaje en la intimidad y sin interrupciones. La temperatura debe ser cálida. Y las manos del masajista también deben estar calentitas. Se recomienda realizar el masaje de una manera rítmica, lenta y suave para conseguir que el bebe se relaje. Antes o después del baño, antes de cenar o media hora después su toma es el momento ideal para disfrutarlo.

Es importante que no lo hagamos en momentos en los que pueda estar molesto, como por ejemplo la hora de la comida o cuando se quiera echar una siesta. Utilizar crema hidratante o aceite vegetal. Ir poco a poco, el primer día lo realizaremos 5 min e ir aumentando poco a poco, lo que nos vaya permitiendo el bebe. Hasta un máximo de 30 min. Nos colocaremos relajadas, sentadas a lo indio con la espalda apoyada en la pared, extendemos una toalla sobre nuestras piernas y colocamos al bebe boca arriba con la cabecita reposando sobre nuestros pies. Estas técnicas funcionan con todos los bebés que aún no saben gatear:

1. Es buena idea empezar relajando sus piernas, porque son menos sensibles que otras partes de su cuerpo. Ponte un poquito de aceite en las manos, y muy suave sin presión agárrale un muslo con ambas manos y empuja hacia abajo primero con una mano y luego con la otra, apretando suavemente, como si estuvieras “ordeñando” su pierna. Repite lo mismo en la otra pierna.

2. Tómale un pie y gíralo suavemente en círculos unas cuantas veces en cada dirección. Después acaricia con una suave presión la parte de arriba de su pie desde el tobillo hasta los dedos. Repite lo mismo en el otro pie. Usa tus pulgares para trazar círculos en toda la planta de cada pie.

3. Para terminar con los pies, agarra un dedo del pie entre tu pulgar y tu dedo índice y estira muy suavemente hasta que tus dedos resbalen al final del suyo. Repítelo con sus diez deditos.

4. Toma uno de sus brazos y repite el movimiento de “ordeñar” desde su axila hasta su muñeca. Después toma su mano y gira su muñeca suavemente en círculos unas cuantas veces en cada dirección. Cambia de brazo y repite lo mismo.

5. Traza diminutos círculos en la muñeca con tus pulgares. No masajees la palma de la mano ya que activaríamos el reflejo de prensión palmar.

6. Agarra suavemente un dedo de su mano entre tu pulgar y tu dedo índice y estira, hasta que su dedito se resbale de entre los tuyos. Repítelo con sus diez dedos.

7. Junta tus manos en el gesto de rezar sobre su corazón. Después abre tus manos y muévelas hacia los lados apretando muy suavemente con tus palmas planas sobre su pecho. Repítelo varias veces. Este masaje le ayuda a abrir la costillitas y poder respirar mejor.

8. Pon una mano plana sobre la parte superior de su pecho. Acaríciale suavemente hacia abajo hasta llegar a sus muslos. Repite este movimiento varias veces, alternando ambas manos.

9. Pon a tu bebé sobre su tripita. Traza círculos diminutos con las puntas de tus dedos, a cada lado de su espina dorsal, desde el cuello hasta las nalgas.

10. Acaba con unas caricias largas y firmes desde sus hombros hasta sus pies. Cuando termines, ponle el pañal y abrázalo o dale el pecho. Probablemente tu bebé se quedará adormilado de inmediato.

FISIOTERAPIA Y DEPORTE

LA LESION MAS TEMIDA DE LOS DEPORTISTAS: LA TRIADA.

Descrita en 1950 por el Doctor norteamericano Donald Horatio O ́Donoghue. Y es una triple lesión en una: rotura de lugamento cruzado anterior, rotura de ligamento lateral interno y menisco interno. ¿Cómo se produce? Se asocia a deportes de contacto, donde existen arrancadas y frenadas bruscas. Deportes que solicitan mucha carga a nuestros tejidos menisco-ligamentario. El gesto por excelencia es una brusca rotación de la rodilla hacia interno, con una gran compresión del departamento externo de la rodilla, y una distensión del ligamento lateral interno. Esto produce un chasquido muy potente que pone de manifiesto que algo en nuestra rodilla acaba de romperse. Lo habitual es que la recuperación se produzca a partir de los 6 o 7 meses, en cuyo caso será primordial hacer una recuperación óptima y cargada de fisioterapia, ya que, en caso contrario, el riesgo de recaer sería muy elevado.

DESGASTE ARTICULAR EN EL MIEMBRO INFERIOR.

Resulta paradójico. Siempre y cuando nuestro cuerpo empieza a padecer algún tipo de desgaste articular, el traumatólogo nos recomienda detener la actividad física de inmediato y guardar reposo para no seguir desgastando nuestras articulaciones. ¿Debemos realmente seguir estas instrucciones al pie de la letra? La respuesta es sí y no. Está demostrado que la actividad física es un buen analgésico para nuestro cuerpo, ya que la actividad en el cuerpo activa los sistemas descendentes endorfínicos de nuestro cerebro (bloqueando de esta forma la señal nociceptiva o dolorosa). Por lo tanto, deberemos mantener el nivel de actividad en nuestro cuerpo, pero adaptándonos a nuestra nueva circunstancia. El desgaste de nuestras articulaciones es una circunstancia importante a tener en cuenta. ¿Cuál es un buen ejemplo de actividad física que sea recomendable para evitar el desgaste articular de los miembros inferiores? La respuesta es la natación, por ejemplo. La activación muscular es elevada y la compresión articular es ínfima ya que nuestro cuerpo permanece en posición horizontal. Nuestros músculos trabajan propulsando nuestro cuerpo a través del agua. Andar o ir en bicicleta son otras dos opciones interesantes, existe compresión articular pero el impacto es sutil. Muchas veces nuestro traumatólogo peca de precavido. Tenemos que hacerle caso, por supuesto, pero no debemos dogmatizar sus consejos.

PERIOSTITIS TIBIAL.

La periostitis consiste en la inflamación del periostio, una capa de de tejido conjuntivo que recubre los huesos. Debido a las características de la tibia, es muy susceptible de irritarse e inflamarse en la zona de inserción de los músculos tibiales, sobre todo en personas que practican deportes de impacto. La periostitis tibial es una lesión especialmente frecuente entre corredores. El síntoma identificativo es el dolor en la zona de las espinillas, que empeora con la actividad física; siendo especialmente doloroso en la fase de impulso en la carrera. Los mecanismos de lesión más comunes suelen estar ligados al sobre-esfuerzo: ·Aumento inadecuado de la intensidad y duración del ejercicio ·Sobrecarga muscular de los músculos que se insertan en la meseta tibial, por falta de estiramiento y descarga muscular por fisioterapeutas ·Zapatillas sin suficiente amortiguación ·Falta de adaptación a la carrera en terrenos duros ·Mala técnica de carrera y/o realización de movimientos lesivos durante la práctica deportiva.

Es necesario prestar atención a esta lesión, porque además de altamente discapacitante si no se trata (el dolor aumenta de intensidad, siendo muy doloroso incluso caminar en nuestro día a día); en los casos más extremos, puede evolucionar en una fisura/fractura por estrés. El tratamiento indicado una vez existe la lesión consiste en una disminución de la carga de actividad deportiva, y en tratamiento fisioterápico. Dependiendo del tiempo de evolución de la lesión, son necesarias distintas técnicas de fisioterapia; pero todas con unos mismos propósitos:

·Descargar los músculos tibiales de la cara anterior y posterior de la pierna, para que dejen de ejercer tanto estrés en sus inserciones.

·Disminuir la inflamación del periostio y favorecer su recuperación, mediante técnicas manuales (cyriax) o instrumentales (ultrasonidos), dependiendo del tiempo de evolución de la lesión y sus características.

·Reeducación de la técnica de carrera/actividad deportiva para eliminar posibles movimientos lesivos.

·Vendaje neuromuscular para reducir el estrés en la zona de inserción muscular.

El tiempo de recuperación de la lesión varía entre individuos, pero está comprendido entre las 2 semanas para los casos que empiezan a tratarse en su fase aguda, hasta los 3 meses de evolución en los casos subagudos o crónicos. Para evitar sufrir esta lesión es muy importante ajustar las cargas de actividad física y visitar regularmente a un fisioterapeuta, para que descargue los músculos que se ejercitan durante el deporte y comprobar tu estado físico general. Además, un buen periodo de estiramiento es fundamental, por lo que te recomendamos el siguiente: ·Sentados con las rodillas semiflexionadas y la espalda recta, cogemos las piernas por debajo de la rodilla y presionamos con los pulgares sobre la zona de las espinillas, justo en la inserción del tibial. Manteniendo esta presión con el pulgar sobre la tibia, estiraremos las punteras, llevando el pie en extensión, y manteniéndolos en esta posición durante unos 50 segundos.

DIATERMIA PROFUNDA: TECNOLOGIA PARA RECUPERARTE EN LA MITAD DE TIEMPO.

La diatermia en fisioterapia, consiste en calentar localmente los tejidos de la zona a tratar, aliviando el dolor y relajando más rápidamente la musculatura, aumentando la irrigación sanguínea y por tanto favoreciendo la correcta cicatrización tejidos dañados. Se puede utilizar por sí sola o combinada con el resto de técnicas de fisioterapia, tal y como hacemos en nuestro centro. La diatermia es capaz de reducir el tiempo de recuperación de lesiones como roturas fibrilares, tendinitis, esguinces, sobrecargas y fatigas musculares entre un 50-60% en comparación con las técnicas puramente conservadoras. Para otro tipo de patologías, destaca su alto poder analgésico, que permite al fisioterapeuta abordar las lesiones de su paciente con menos dolor, y el alivio sintomático del dolor desde la primera sesión.

Existen diferentes parámetros modificables dentro de la diatermia profunda utilizada por fisioterapeutas, por lo que se hace necesario una formación específica nos permite modificar el tipo corriente y su profundidad, adaptándonos en cada momentos a las necesidad específicas de nuestros pacientes y sus lesiones. Es por tanto, que pese a que suele asociarse la diatermia exclusivamente con la recuperación de lesiones deportivas, muchísimas patologías comunes (como la lumbalgia, tortícolis, cicatrices post- quirúrgicas...) pueden beneficiarse de un tratamiento combinado de fisioterapia y diatermia. Además de todos los campos anteriores, en FisioMaisha somos especialistas en la salud de la mujer durante el embarazo y post-parto. En el campo de la recuperación del suelo pélvico también destaca la actuación de la diatermia: al mejorar el trofismo y la elasticidad de los tejidos está indicada expresamente para la atrofia vaginal, cicatrices producidas por desgarros, episiotomías, cesáreas; disfunciones sexuales (dolor por hipertonía de la musculatura, anorgasmia por la hipotonía) y la recuperación tras radiaciones oncológicas.

EL DEPORTE Y LOS MASAJES DE DESCARGA.

El masaje de descarga deportivo es una terapia manual intensa, dirigida especialmente a todas aquellas personas que entrenan diariamente o con altos niveles de exigencia.El masaje de descarga tiene dos propósitos fundamentales: ·Protección: ayuda a prevenir lesiones musculoesqueléticas ·Aumento del rendimiento: mejora la capacidad muscular antes de la competición (mejorando su resultado) y reduce el tiempo de fatiga y dolor entre sesiones de entrenamiento y tras la competición. El masaje de descarga protector debe realizarse en el día de descanso, o en su defecto en el día de menor carga de entrenamiento, espaciándose entre sí mínimo una semana. Por el contrario, el masaje de descarga pre-competición es aconsejable realizarlo 48h antes de la prueba. Hay que tener en cuenta que para que le masaje pre-competitivo sea efectivo es necesario haber seguido una rutina de masajes de descarga las semanas anteriores. Después del evento deportivo de alta intensidad también podemos ponernos en manos de un fisioterapeuta para bajar la hipertonía muscular resultado del esfuerzo físico, eliminar las toxinas generadas y aliviar el cansancio y prevenir futuras agujetas.

DOLOR Y LIMITACION DEL MOVIMIENTO: ¿TENDINITIS?

Dependiendo de nuestro tipo de trabajo y las actividades que nos guste practicar en nuestro tiempo libre, es posible que seamos propensos a desarrollar tendinitis. La tendinitis consiste en la inflamación de un tendón, y se produce más comúnmente por la sobrecarga y el sobreuso del músculo del tendón afectado, casi siempre acompañado de un desequilibrio de las fuerzas entre músculos agonistas y antagonistas; aunque patologías previas en esa misma articulación u otras cercanas, así como la edad, y los movimientos repetitivos son factores que aumentan su probabilidad de aparición. El tipo de tendinitis difiere según muchos factores de nuestra vida diaria, pero las tendinitis más predominantes suelen afectar la articulación del hombro, el codo o la rodilla. Los síntomas con los que cursa la tendinitis son los siguientes:

·Dolor, que aumenta de intensidad por las noches, o al empezar a realizar una actividad concreta.

·Aumento de la sensibilidad a la presión en la zona. ·

Dificultad en los movimientos.

·Inflamación y tumefacción de la zona.

Hay que recordar que la inflamación del tendón es una respuesta natural al daño tisular que se ha producido, y que el tratamiento de una tendinitis aguda (a los pocos días de producirse el daño y la inflamación del tendón) será diferente de una tendinitis crónica (resultado de una mala resolución del daño tisular).

Para prevenir este tipo de lesiones te recomendamos que adecúes tu puesto de trabajo para que sea ergonómico en medida de lo posible, y si requiere una gran carga física, que realices estiramientos entre 2 y 3 veces a lo largo de tu jornada laboral. Si eres deportista, realizar los estiramientos adecuados durante no menos de 90 segundos, y adaptar la carga de esfuerzo durante tus entrenamientos te ayudará a disminuir el riesgo de tendinitis. Si sospechas que puedas tener tendinitis, te facilitamos los siguientes recomendaciones: ·Tendinitis aguda: Si acabas de empezar a notar dolor e inflación en la zona, y además la notas inflamada y con una temperatura ligeramente superior a la normal, es posible que el proceso inflamatorio en el tendón acabe de producirse, y estás en la fase aguda de esta lesión. Aplícate hielo en la zona durante no más de 10 minutos seguidos, y realiza un reposo relativo (es importante seguir utilizando la articulación, pero no la sobre esfuerces).

Trata de no tomar antiinflamatorios al menos el primer día, a menos que el dolor sea demasiado intenso. Trata en los días siguientes de utilizar pero no sobrecargar la articulación, y en caso de que sea inevitable, aplica hielo tras la actividad. Si el dolor y la inflación no cesa tras aproximadamente una semana, te recomendamos que visites a un fisioterapeuta, que pueda aconsejarte y tratar el problema antes de su cronificación.

·Tendinitis crónica y/o recurrente: Si llevas aproximadamente más de dos meses con este tipo de molestias, o por el contrario, tienes varios episodios anuales, es posible que sufras de una cronificación de la inflamación tendinosa. La recuperación de las tendinitis crónicas es larga y tediosa, ya que suelen ir asociadas a otras patologías como la artitis; y superan normalmente el año de tratamiento.

Es necesario la participación y el compromiso total del paciente para la recuperación. Te recomendamos que realices un reposo relativo de la articulación, que trates la inflamación con hielo (nunca más de 5 minutos), y que acudas a un fisioterapeuta para esclarecer la posible causa de la tendinitis; y así poder mejorar el dolor, la movilidad, y recuperar la fuerza en la articulación.

PRACTICA RUNNING CON SEGURIDAD Y EVITA LESIONES.

Con el buen tiempo, las animadas carreras populares y la operación bikini es difícil resistirse al encanto del runnig, pero una mala práctica o un esfuerzo excesivo puede provocarnos lesiones. La fascia plantar, la cadera, la zona lumbar e incluso las cervicales son zonas susceptibles de verse afectas si no tomamos ciertas precauciones. Recomendaciones antes de empezar a practicar running ·Invierte en el tipo de calzado adecuado para tu tipo de pisada. ·Proponte metas razonables, y trata de reconocer dónde están tus límites para ir superándolos progresivamente. Hay diferentes aplicaciones que puedes utilizar, como por ejemplo 5K Runner. ·Empieza la carrera con calentamientos y un trote moderado, para luego ir incrementando la intensidad. Termina de la misma forma, disminuyendo progresivamente, y con estiramientos suaves y prolongados. ·Presta atención a tu cuerpo, y no pases por alto dolores, sensaciones anormales en articulaciones, o cambios en tu cuerpo. ¿Cómo puede ayudarte un fisioterapeuta? Cada persona es diferente, y por ello su biomecánica, su forma de entrenamiento, su postura y sus relaciones musculoesqueléticas son diferentes. Esto nos hace propensos a diferentes tipos de lesiones. Una valoración de fisioterapia puede ayudarte a reconocer como se relacionan entre sí los diferentes músculos que participan en la carrera, comprobar que su relación es óptima y si no, cómo mejorarla; y a reequilibrar las estructuras óseas en para reducir potenciales problemas posturales (por ejemplo, en la pelvis y las lumbares). El calentamiento y el estiramiento son fases clave en nuestro desarrollo como corredores, y su poder para prevenir lesiones es indiscutible. Tu fisioterapeuta podrá recomendarte los mejores ejercicios y estiramientos según tus características físicas y tu forma de entrenamiento, enseñándote cuál es la sensación correcta al estirar, y las mejores posturas para hacerlo. Además, el running es una actividad exigente, por lo que es recomendable que estemos familiarizados con las posibles lesiones que nos puedan ocurrir; y visitar a tu fisioterapeuta periódicamente, puede ayudarte a reconocerlas y tratarlas adecuadamente, minimizando la alteración de tu salud, vida diaria y entrenamiento.

BENEFICIOS CIENTIFICAMENTE PROBADOS DEL PILATES

El Pilates está de moda. Cuenta con muchísimas variantes, y el número de practicantes está por las nubes. ¿Pero qué es lo que hace al Pilates tan especial? ¿Es otra moda pasajera? A continuación te contamos los beneficios por los cuales el Pilates está aquí para quedarse.En un principio, el método Pilates fue utilizado por militares y bailarines profesionales, que sacaron el máximo provecho a la flexibilidad y resistencia muscular que proporciona la práctica regular de Pilates. Hoy día, utilizado como ejercicio de mantenimiento; el Pilates es muy útil en la prevención y la mejora de lesiones posturales. Se han realizado múltiples estudios y revisiones sistemáticas en las que se prueba que con la práctica regular del Pilates se mejora el dolor crónico de espalda; aumenta la flexibilidad y el equilibrio dinámico, además de aumentar la resistencia muscular en corto plazo(1). Mejorando determinados aspectos de nuestra salud, el Pilates ha demostrado que mejora considerablemente la calidad de vida de las personas que lo practican, manteniéndose sus beneficios hasta 3 meses(2) después de la última clase. Debido a la versatilidad del Pilates y a que en FisioMaisha somos fisioterapeutas las que impartimos las clases, se asegura la perfecta adaptación de los ejercicios de pilates a todas las edades y diferentes necesidades de los alumnos; mejorándose la coordinación y disminuyendo considerablemente los riesgos de accidente y caídas(3). Pese a que todo en Pilates son beneficios si aún estás dudando, puedes participar gratuitamente en una de nuestras clases reducidas. ¡Contacta con nosotras!

PREVENCION PARA LOS DEPORTES DE INVIERNO.

Ante la avalancha de aficionados a los deportes de nieve y para evitar las temidas lesiones , Maisha ofrece una serie de recomendaciones fáciles de cumplir. El invierno esta a la vuelta de la esquina y con las bajas temperaturas, llega el momento de enfundarse los esquís, abrocharse los patines de hielo o subirse a la tabla de snow. Fisiomaisha aconseja estas practicas deportivas ya que mejoran la condición física, sin contar las ventajas que tiene realizar deporte al aire libre, entre ellas los efectos psicológicos y emocionales. Sin embargo el ski y el snowboaring son deportes con un riesgo considerable de lesiones debido las caídas y colisiones. ¿Se pueden evitar todas las lesiones?? Todas no, pero si la mayoría. Para ello hay que seguir unas pautas de conducta adecuadas. Como prepararse físicamente, contar con la equipacion correcta, chequear el estado de nuestras rodillas y formarse adecuadamente. Los mayores de 50 años debererian consultar antes de iniciar la actividad.

PREPARACIÓN PREVIA

Lo primero es contar con una buena preparación física y no mantener un ritmo de vida sedentario durante el reato del año. La preparación física proporciona un buen tono muscular y a la hora de realizar el deporte, ayuda a evitar la fatiga y el sobreesfuerzo de las estructuras. También es aconsejable realizar antes de la practica deportiva movilizaciones articulares, estiramientos suaves y trabajo propioceptivo, encaminados a fortalecer la musculatura y hacer mas efectiva la función de ligamentos y tendones. Por otra parte a los primeros síntomas de cansancio es aconsejable abandonar la actividad, ya que cuanto mas cansado o fatigado se encuentre nuestro cuerpo mas probabilidades de lesionarse, debido a que el musculo tiene una menor capacidad de respuesta al movimiento. Ademas el cansancio lleva implícita una falta de concentración, lo que puede dar lugar a una caída. Por lo que el cansancio es el principal factor de riesgo para sufrir lesiones en este tipo de actividades CALENTAMIENTO La mejor forma para evitar la lesión sigue siendo realizar un optimo calentamiento. Consiste en realizar movilizaciones articulares suaves, tales como caminar y carreras suaves y estiramientos musculares de los principales músculos que van a intervenir en la actividad que vayamos a realizar. de esta forma conseguimos que la musculatura este mas activa y tenga mayor capacidad de respuesta. Seria ideal hacer un calentamiento de unos 15 a 20 minutos sobre todo incidiendo en piernas y columna.

Es importante empezar el ejercicio de una manera progresiva, es decir empezando con pendientes mas suaves, e ir avanzando en función del calentamiento muscular. También es muy aconsejable para evitar lesiones realizar una pauta de estiramientos posterior al ejercicio para relajar la musculatura. Otras recomendaciones importantes es ingerir medio litro de agua durante las dos horas previas a la actividad así como durante la practica y al finalizarlas,Se recomienda también utilizar material técnico y ropa adecuada. Ya que el musculo esta en su mayor parte formado por agua, por lo que si no lo alimentamos estamos provocando una mayor predisposición a lesiones y fatiga. En cuanto a la ropa es imprescindible que sea transpirable, flexible, impermeable y reforzada en las zonas que sufren mas desgaste. Así conseguiremos mantener la temperatura corporal y que nuestros músculos no estén sometidos a variaciones importantes de temperatura, que los posibles impactos sean amortiguados y que podamos realizar nuestro ejercicio con libertad de movimiento. Es un error pensar que cuantas mas capas mejor, ya que no es recomendable pasar calor.

Por lo que se recomienda poner 3 capas: una pegada al cuerpo de tejido transpirable, una segunda de tejido técnico que de calor y por ultimo una chaqueta que aísle del aire y la nieve y que impida que se pierda el calor corporal. Es muy importante para evitar lesiones el resto del material técnico, ya sea casco, importantisimo, esquíes, botas, calcetines, guantes,gafas... Las lesiones mas frecuentes son de rodilla, tobillo, muñecas y pie. Las mas graves se concentran en las extremidades inferiores, en concreto en la rodilla. Aquí la lesión mas importante es la rotura del ligamento cruzado anterior. Esperamos que les haya servido estos consejos para evitar problemas en la nieve. Nos vemos a la vuelta de Navidad.

FISIOTERAPIA EN EL CAMPO DE LA TRAUMATOLOGÍA

LA COLUMNA VERTEBRAL.

La columna vertebral es un complejo sistema vertical de articulaciones. Sus componentes más importantes son las vértebras y los discos intervertebrales. Sus funciones son diversas: proteger la médula espinal y las raíces que emergen de ella, sostener el peso del cuerpo, proporcionar un eje rígido-flexible para el cuerpo y un pivote para la cabeza, y por último, cumplir un papel fundamental en la locomoción. La columna vertebral está formada por 7 vértebras cervicales, 12 vértebras dorsales, 5 lumbares, y por último, los huesos del sacro y el cóccix. Estos dos últimos huesos son el resultado de la fusión de las vertebras que los formaron. Por eso, las únicas regiones vertebrales que poseen movimiento son la cervical, la dorsal y la lumbar. Una característica propia de las vértebras y de los discos intervertebrales es que a medida que avanzan de arriba-abajo se van haciendo más grandes y gruesos. Esto se debe a que las regiones vertebrales inferiores tendrán que aguantar más peso que las superiores. La altura de la columna vertebral está formada en un 75% por vértebras y un 25% por discos intervertebrales. Esto quiere decir que a medida que vayamos haciéndonos mayores, iremos perdiendo altura por el desgaste de los discos intervertebrales.

Respecto a las curvas normales de la columna vertebral existen 2 tipos: lordosis y cifosis. La lordosis es cuando la convexidad está hacia delante, la cifosis cuando la convexidad mira hacia detrás. Las curvas normales en la cervical y la lumbar serán la lordosis, y si están exageradas, se llamarán hiperlordosis. La curva normal de la columna dorsal será la cifosis, y su exageración se llamará hipercifosis (“joroba”). PULGAR DOLOROSO El desgaste excesivo del cartílago que protege la articulación del primer metacarpiano y el hueso trapecio de la muñeca. Este desgaste provoca al principio dolores leves que suelen ser ignorados o tratados simplemente con antiinflamatorios sin ser conscientes de que sin un tratamiento adecuado y una serie de modificaciones en nuestros hábitos, puede producir incapacidad funcional a medio y largo plazo, convirtiéndose en una rizartrosis (artrosis del pulgar). Las razones principales por las que se produce son las siguientes:

· Predisposición genética.

· Movimientos repetitivos y sobreuso en nuestra práctica laboral o deportiva

· Mala alineación articular, generalmente producida por desequilibrios entre la musculatura flexora y extensora del pulgar.

· Uso excesivo del teléfono móvil, ordenadores, y otros hábitos de nuestra vida diaria

· Antiguos esguinces o fracturas en huesos adyacentes o de la articulación.

Los síntomas más comunes son el dolor (tanto durante el uso del pulgar como en reposo), inflamación, disminución del rango de movimiento, rigidez, deformidad o dificultad para realizar la pinza y coger objetos. Si sufrimos ya alguno de estos síntomas, es recomendable que tomemos cierta precauciones en nuestra vida diaria e iniciemos un tratamiento fisioterápico para mejorar nuestra calidad de vida y en prevención de la futura rizartrosis que podamos sufrir. Tenemos que tener presente que el pulgar es clave en muchas de nuestra actividades diarias, y es necesario intervenir cuanto antes para frenar la progresión del desgate a tiempo, y que no se convierta simplemente en un tratamiento paliativo. A continuación te presentamos algunos consejos para mejorar el dolor y reducir el estrés al que sometemos a la articulación: Si la lesión lleva poco tiempo de evolución:

· Hielo durante aproximadamente 15 minutos varias veces al día, preferiblemente después de los picos de estrés para la articulación.

· Masaje de la musculatura del pulgar, la mano, la muñeca y el antebrazo.

· Estiramiento de los flexores del pulgar, suaves y lentos; acompañados de movilizaciones pasivas de la articulación del pulgar y las adyacentes.

· Se pueden utilizar férulas de descarga y antiinflamatorios si existe mucho dolor. Tras la fase inflamatoria, debemos proceder a realizar ejercicios de fortalecimiento e higiene postural de la mano: tendremos que tomar consciencia de cuáles son los movimientos y las actividades que más afectan a nuestro pulgar y tratar de evitarlos; y en caso contrario, modificarlos en medida de lo posible:

· No utilizar demasiado la pinza al sujetar objetos y que éstos no sean pesados. · Adaptar nuestro puesto de trabajo: teclados y ratones ergonómicos; material de escritura con agarres de goma ergonómicos; adaptadores para cuchillos, etc. · Evitar escribir con los pulgares en teléfono móvil, utilizando por ejemplo teclados tipo Swiftkey o Swipe. · Aplicación de baños de contraste (agua fría/caliente) o compresas calientes para disminuir el dolor. Una vez hayamos modificado nuestros hábitos y mejorado el dolor, debemos fortalecer la musculatura extensora del pulgar y estirar la flexora; favoreciendo la congruencia de la articulación y disminuyendo el desgaste: · Ejercicios resistidos de extensión del pulgar. · Ejercicios de pinza con resistencia. · Ejercicios resistidos de abducción y aducción del pulgar. · Movilización en redondo del pulgar, la muñeca y el resto de los dedos; abriendo y cerrando el puño repetidas veces.

· Estiramientos de los flexores del pulgar, y automasaje de la musculatura circundante. · Uso de vendajes restrictivos o férulas de descanso durante la noche.

VUELTA LA TRABAJO ¡QUE NO TE DUELA!

Pasamos muchísimas horas en nuestro puesto de trabajo, por lo que es importantísimo acondicionarlo en medida de lo posible y mantener una correcta higiene postural. Una postura ergonómica y una breve rutina de estiramiento puede ayudarnos a mantenernos sanos y sin dolores. Según tu tipo de trabajo, necesitarás prestar atención a diferentes aspectos de tu postura: · Si trabajas sentado: procura que la altura de la silla sea adecuada, con los pies reposados en el suelo (e incluso utilizando un reposapiés si te es posible); con los codos cómodamente apoyados sobre el escritorio, sin que queden los hombros elevados. Además, si tu silla te resulta incómoda o no tiene apoyo lumbar, utiliza un cojín de consistencia dura para apoyar las lumbares y mantener la espalda en una mejor posición. · Si trabajas de pie: Si necesitas estar de pie y estático durante mucho tiempo, es recomendable que trates de mantener la espalda recta, sin arquearla hacia adelante (lordosis) ni hacia atrás. También se aconseja el uso de un reposapiés, donde apoyar uno de los pies alternativamente; lo que descarga mucho la zona lumbar y puede evitarte muchos dolores.

La altura de la mesa debe de ser adecuada: si trabajas manejando objetos pesados debe estar más baja que el codo, justo al contrario que para realizar trabajos ligeros o que necesiten mucha precisión. Si necesitas usar tablets o leer durante largos periodos de tiempo, podríamos utilizar un atril para no sobrecargar el cuello y los hombros; aunque si es muy puntual simplemente puedes sostenerlos a una altura donde no tengas el cuello en excesiva flexión. Sea cual sea tu tipo de trabajo, trata de estirar los grupos musculares que más se te carguen durante la jornada: una rutina de estiramiento en tus momentos de descanso puede prevenir muchísimas lesiones musculoesqueléticas, y sobre todo, mejorar tu calidad de vida.

¿DOLORES DE CABEZA RECURRENTES?

Es el momento de dejarlo todo listo antes de poder irnos de vacaciones, y es muy común que el estrés y las malas posturas exacerben nuestros dolores de cabeza. Hay varios tipos de dolores de cabeza dependiendo de su origen, y en muchos de ellos puede ayudarte un fisioterapeuta: · Dolor tensional: producto de un aumento de estrés y cargas profesionales y/o familiares, suele ir acompañado de sueño poco reparador y sensación de tensión muscular. Algunas personas pueden aumentar su actividad bruxista, y tener molestias mandibulares. Secundario a un aumento de tono, contracturas y puntos gatillo de los músculos cervicales y de la cabeza, un fisioterapeuta, utilizando diferentes técnicas, puede descargar la tensión muscular de tu cuerpo, ayudándote a descansar y desenvolverte mejor tu vida diaria; rompiendo el ciclo de tu cefalea.

· Cefalea cervicogénica: generalmente se presenta como dolor en un solo lateral de la cabeza, y aunque sus causas son muy heterogéneas suele estar asociado con cambios en las estructuras óseas y discales de la columna cervical, a veces en relación con otras patologías como el latigazo cervical. Tras una evaluación, y habiendo esclarecido las posibles causas, mediante masoterapia, osteopatía y muchas otras técnicas, el fisioterapeuta será capaz de mejorar considerablemente la intensidad del dolor, facilitar la movilidad, y garantizar una mejor calidad de vida. · Vértigos: Desequilibrios musculares en el cuello, pobre movilidad cervical y una mala posición de los otolitos, pueden ser algunas de las múltiples causas de los vértigos recursivos. Mediante técnicas concretas un fisioterapeuta puede ayudarte a sobrellevar las crisis, e incluso solucionarlas. Se encuentre o no tu caso en esta lista, no dudes en visitar a un fisioterapeuta y consultarle tu caso. Si es posible te dará soluciones a tu problema, y si no, siempre podrá orientarte hacia el profesional que crea que pueda ayudarte.

FISIOTERAPIA EN LA REGIÓN ABDOMINAL. RECORDATORIOS, FUNDAMENTOS, PRINCIPIOS Y CASOS

DIASTASIS ABDOMINAL.

Tras el embarazo, cuando el abdomen se va recuperando en las primeras etapas del posparto, muchas mujeres refieren que “algo ocurre” en su tripa. Se notan un abombamiento excesivo, o una “crestita” al incorporarse o al hacer algún esfuerzo. En ocasiones, si el abdomen es muy prominente, no se identifica la diástasis visualmente. Pero sí existen otros síntomas que nos pueden estar hablando de un problema abdominal, cómo el dolor lumbar, las pérdidas de orina, ... en cualquiera de estos casos y ante la duda, nuestro consejo es acudir simpre a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico.

Pero ¿qué es la temida diástasis?, ¿cómo sé si la tengo?, ¿cómo puedo tratarla?

Intentaremos en este post resolver todas tus dudas. La diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo (al que habitualmente se denomina línea alba) que los mantiene unidos entre sí. Se considera diástasis cuando esta separación es de 2,5 cm o mayor. La distancia entre ambos rectos puede cambiar en el recorrido de la línea alba. Por ejemplo, una paciente puede tener 2 cm de distancia entre rectos a nivel costal y una separación de 3 cm a nivel subumbilical. ¿cuál es la causa? Aunque actualmente se habla de esta lesión como algo propio de las embarazadas, en realidad, cualquier persona, en cualquier etapa de su vida, puede sufrir una diástasis.

Cuando el abdomen crece (puede ser por un embarazo o por un aumento de peso pronunciado), la tensión de las fibras faciales que unen ambos rectos aumenta. La diástasis real aparece cuando esta tensión es tanta, que las fibras se distienden o se rompen. Ya que se trata de una lesión en el tejido conectivo, la genética juega un factor muy importante a la hora de desarrollarla. También se ha estudiado como factor implicado, un gran tono en los rectos. Es decir, musculatura fuerte y muy poco flexible que aumenta la tensión que sufre la línea alba. Y por último y quizá más importante, la debilidad del músculo transverso del abdomen.

Tener un trasverso tonificado, lo que se conoce como CORE, hace que la faja abdominal anatómica proteja nuestro abdomen. Este músculo es profundo y si está activo, reduce la tensión entre rectos de la que hablábamos. ¿cómo saber si tengo diástasis? La valoración se realiza por un fisioterapeuta especializado y en ocasiones con ayuda de un ecógrafo (aunque éste no es necesario para determinar si hay diástasis). Para quitarte la duda y de manera “casera”, puedes probar a verlo tu misma de la siguiente manera: tumbada boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies apoyados. Realiza un abdominal tradicional, pon tus dedos en la línea alba, comprueba si se hunden. Si sientes una separación entre ambos rectos de dos dedos o más (aproximadamente 2,5 cm) se hablaría de diástasis.

¿qué puedo hacer?

Insistimos en la importancia de acudir lo antes posible a un profesional. Pero además, es importante tener en cuenta estos consejos :

1.Evita la hiperpresión , es importante no aumentar la presión en el abdomen para no abombarlo más. No coger peso, no hacer abdominales, no hacer maniobras de valsalva (empujar aguantando el aire), evitar el estreñimiento ...

2.Espiración forzada, todo esfuerzo que no podamos evitar (por ejemplo, al defecar) lo realizaremos en espiración forzada, es decir, soltando el aire por la boca como sin inflásemos un globo. Esto activa el transverso y nos ayuda a proteger el abdomen.

3.Potencia tu centro, también llamado core, musculatura profunda etc. realiza ejercicios suaves (preferiblemente con la ayuda de un profesional) indicados para potenciar la faja abdominal.

4.Abdominales hipopresivos, buscan activar la faja abdominal y mejorar la postura mediante la aspiración diafragmática.

5.Cuidado con el siguiente embarazo, la recomendación de la OMS es que pasen 2 años entre un embarazo y otro.

Esto es orientativo, pero tiene especial importancia en aquellas mujeres que hayan sufrido alguna lesión (diástasis, prolapsos, etc) ya que necesitan un tiempo prudencial para que su cuerpo se recupere del todo. Esperamos que os haya servido de orientación y ya sabéis, siempre ante la duda acudid cuanto antes a un profesional. La intervención temprana es la gran aliada frente a cualquier lesión.

LA IMPORTANCIA DEL DIAFRAGMA EN EL DOLOR CERVICAL.

El proceso respiratorio se divide en inspiración y espiración. La inspiración corre a cuenta, en un 90%, del músculo diafragma. Del 10% restante se encarga la musculatura cervical accesoria, y digo accesoria porque ese no es su cometido fundamental. El músculo esternocleidomastoideo y, especialmente, la musculatura escalena se encargan de movilizar la columna cervical en diversas direcciones. Pero, entre sus funciones auxiliares, están la elevación del tórax superior para aumentar el espacio intra torácico. Si el proceso es el mencionado anteriormente, 90% diafragma y 10% musculatura cervical accesoria, no existirá ningún problema.

Pero, cuando esta musculatura accesoria empieza a hacerse cargo de una mayor responsabilidad en el proceso respiratorio, nos encontraremos ante una mayor tensión cervical, y por ende, ante una mayor compresión en la columna cervical. Que se encontrará ante un compromiso mayor. Esto puede deberse a que el músculo diafragma no está trabajando de la forma más correcta posible, y ante esta falta de trabajo, la musculatura cervical accesoria suple, en parte, al diafragma. Por eso, si nos encontramos ante algún problema de tipo cervical, deberemos valorar cómo se encuentra el diafragma para ver si su estado está relacionado con el dolor de origen cervical. Es decir, incorporando su abordaje, al tratamiento de dolor en la región cervical.

LA IMPORTANCIA DE LA DISPONIBILIDAD PÉLVICA.

Nuestro cuerpo ha sido diseñado para moverse. Poseemos un sinfín de movimientos y de patrones motores que nos permiten desplazarnos por el espacio. Poseemos articulaciones más móviles que otras, y músculos más estabilizadores que móviles. Todo ello trabaja enérgicamente con un único fin: el movimiento. Pero, el problema viene cuando castigamos a nuestro cuerpo con el sedentarismo y con la inmovilidad. Estas posibilidades de movimiento que posee nuestro cuerpo, de forma natural, quedan inutilizadas.

Por eso nuestra labor como fisioterapeuta es ayudar al paciente a re descubrir estos patrones de movimiento que ha “olvidado”. Por ello, trabajar la báscula pélvica, es una buena opción para “re descubrir” nuestro cuerpo. La báscula pélvica se compone de dos movimientos fundamentales: anteversión y retroversión. Además, trabajaremos el patrón respiratorio, ya que la anteversión se asociará a la inspiración, y la retroversión a la espiración. Re explorando estos movimientos podemos hacer “recordar” movimientos en toda la columna Todo esto posibilitará que nuestro cuerpo trabaje de forma sinérgica, ya que con la adecuada disponibilidad pélvica, el resto del cuerpo dispondrá de mayor versatilidad de movimiento. Y otras articulaciones no tendrán que compensar la falta de movimiento de sus vecinas, haciendo que el riesgo de lesión y/o desgaste articular decrezca considerablemente.

¿PORQUE PRACTICAR HIPOPRESIVOS?.

La gimnasia abdominal hipopresiva consiste en la realización de ejercicios posturales y respiratorios que crean una disminución de la presión en la cavidad torácica, abdominal y pélvica. Este tipo de ejercicios son una forma diferente de trabajar la zona abdominal, en contraposición a los clásicos ejercicios abdominales; que son hiperpresivos y pueden ser lesivos para quien los practica si se dan ciertas circunstancias. Por ejemplo, en casos de post-parto reciente, cirugía abdominal o prolapsos, los abdominales clásicos están totalmente contraindicados, mientras que los abdominales hipopresivos son especialmente recomendables para recuperar el tono y la forma abdominal en estos casos. Beneficios de los ejercicios hipopresivos Hay una larga lista de beneficios, todos probados científica y clínicamente. ·Mejoran la postura aportándonos mejor conciencia corporal, e incluso ayudan a detener y mejorar la escoliosis idopática ·Reduce la cintura y aplana el abdomen, porque permite tonificar y activar la faja muscular del abdomen. ·Previene hernias y reduce la diástasis abdominal mediante una mayor fuerza y control de los músculos abdominales·

Mejora la situación del suelo pélvico y ayuda a corregir prolapsos, siendo los tratamientos de reentrenamiento de suelo pélvico más efectivos si cuentan con la activación del transverso del abdomen en ejercicios hipopresivos. ·Mejora el rendimiento deportivo al aumentar la capacidad pulmonar y nuestra resistencia. Además, la práctica de los ejercicios hipopresivos puede variar según nuestro objetivo entre sesiones de 20 minutos hasta una hora, por lo que es perfectamente adaptable a nuestro estilo de vida. Debido a los numerosos beneficios que este tipo de gimnasia tiene sobre la faja abdominal y el suelo pélvico, está especialmente recomendado para mujeres que quieran mejorar su condición física, especialmente después de un parto o cirugía abdominal; aunque son ejercicios de los que cualquier persona puede sacar partido, liberándose del estrés, mejorando la postura, su resistencia, y su condición física.

En fisioMaisha tenemos clases reducidas de hipopresivos, tanto por la mañana como por la tarde, y en caso de post-parto reciente ¡puedes venir con tu bebé! También contamos con tratamientos individuales para casos más especiales, donde combinamos la realización de hipopresivos con diatermia profunda, lo cual reduce considerablemente el tiempo de tonificación de toda la faja abdominal y la recuperación de las patologías asociadas.

OSTEOPATIA DINAMICA DE PUBIS.

La también conocida como pubalgia, viene generalmente asociada con la práctica intensa de actividades deportivas y puede presentarse en todo tipo de población. Consiste en un dolor intenso durante la actividad física, que deriva hasta la molestia en las actividades de la vida diaria más básicas. Los deportes con mayor tasa de lesión son el fútbol, las carreras de larga distancia, el rugby y el ciclismo. En la mayoría de los casos tiene su origen en una hipermovilidad de la sínfisis púbica, que puede estar provocada por unos ligamentos muy laxos, un desequilibrio muscular entre aductores y el recto anterior del abdomen, la hiperlordosis lumbar, el decalaje de la pelvis, o un aumento de las fuerzas de cizallamiento en esta zona. Debido a que tiene múltiples factores desencadenantes, es importante una valoración y un diagnóstico de fisioterapia para hallar la causa, eliminarla, y prevenirla en el futuro; aunque se puede esbozar el plan de tratamiento en fisioterapia en las siguientes acciones:

·Normalización osteopática de la posición del pubis, iliaco, columna lumbar y miembros inferiores en caso de ser necesario.

·Estiramientos excéntricos de aductores, isquiotibiales, psoas iliaco y abdominales. ·

Técnicas de masaje profundo y Cyriax en las inserciones de los aductores y abdominales.

·Ultrasonidos sobre las zonas de máximo dolor e inflamación. ·Crioterapia.

·Reposo de la actividad deportiva intensa.

Es una lesión muy incapacitante, que además tiene un largo periodo de latencia, pudiendo pasar meses desde que se inicia la patología hasta que se puede volver con normalidad a la práctica deportiva. Es por lo tanto de vital importancia realizar con moderación la práctica deportiva, sin exigencias drásticas y un desarrollo paulatino del estrés y la carga. Si realizas algún tipo de deporte asimétrico -como el tenis o el pádel– juegas al fútbol, al rugby, o practicas ciclismo o running, presta especial atención a los siguientes consejos de prevención:

·Estira concienzudamente aductores, isquiotibiales y cuádriceps.

·Realiza ejercicios abdominales para fortalecer tu tronco y evitar descompensaciones, y estíralos después. ·Añade a tu rutina ejercicios isométricos de aductores.

·Evita en medida de lo posible los impactos y caídas sobre sólo una pierna, ya que pueden favorecer al decalaje de la pelvis. ·Después de la actividad física no pares repentinamente, ve disminuyendo progresivamente, y realiza estiramientos de todo el cuerpo, no sólo la parte ejercitada.

·Aplica frío si tu fisioterapeuta lo recomienda.

·Si sientes dolor cerca de la zona inguinal, sobre el pubis, que a veces incluye el recorrido de los aductores (cara anterior interna del muslo) y hacia el lateral del ombligo; o notas signos de inflamación en la zona del pubis, rebaja la intensidad de tu actividad física y acude a un fisioterapeuta para que te pueda valorar.

LA POSTURA Y EL SINDROME CRUZADO SUPERIOR.

Con la llegada del frío, os queremos hablar de la postura típica que se adopta cuando uno tiene frío. Esta postura se suele producir también en gente muy alta para adaptarte a las dimensiones de los demás y también se provoca, y creo que esta es la causa mas importante, por estar mucho tiempo delante del ordenador y en escritorios sin adaptar. Os vamos a hablar del llamado “Síndrome Cruzado Superior” Este síndrome se le llama así por un acortamiento de la musculatura posterior del cuello y musculatura pectoral. Por esa razón es por lo que se llama “síndrome cruzado” ya que si imaginamos al cuerpo separado por dos lineas perpendiculares una transversal y otra vertical que se cruzan a nivel de los hombros, son la zona superior posterior y la zona inferior anterior las que se acortan. Mientras que las contrarias, es decir, la parte anterior del cuello y la posterior de los omóplatos las que se quedan estiradas.

Es por esa razón que duelen. En estas personas encontramos muchos problemas de dolor interescapular y en ocasiones dolores de cabeza, por la compresión que se provoca a nivel occipital por la extensión de la cabeza. La manera de trabajar este síndrome, que en si no es una lesión, seria estirando los pectorales, dando fuerza a la musculatura aproximadora de escapulas y a nivel del cuello, estirando la musculatura posterior del cuello y trabajando la musculatura anterior. Es un trabajo que requiere constancia del paciente pero que tiene buenos resultados. El Pilates mejora mucho esta postura ya que trabaja los músculos profundos que intervienen en la postura.

EL TRANSVERSO DEL ABDOMEN Y SU IMPORTANCIA.

Con el inicio de curso y la puesta en marcha del nuevo año, se necesita un poco de apoyo para relajarnos y seguir disfrutando. Por eso FisioMaisha junto con el descuento del 20% durante el mes de Septiembre os regalamos unos consejos. Este mes queremos hablaros un poquito del TRANSVERSO DEL ABDOMEN.

Este musculo, importantisimo en la estática y dinámica del abdomen, esta ubicado muy profundo debajo de nuestros abdominales, por debajo del ombligo y rodea todo el tronco hasta llegar a insertarse en la columna lumbar. Es, en muchos casos el causante de diferentes patologías, tales como las hernias lumbares, las hernias abdominales, problemas de incontinencias y demás. Por eso queremos enseñaros algún ejercicio para que prenvengais y si con eso no es suficiente, siempre nos podéis llamar para contarnos vuestro caso. Nos ponemos en el suelo, tumbados boca arriba con las piernas dobladas y los pies en el suelo y ponemos los dedos como muestra la foto, por dentro de los huesitos de la pelvis.

En esa postura vamos a coger aire por la nariz hinchando la tripa y subiendo las costillas, y lo soltamos por la boca, manteniendo las costillas arriba e intentando vaciar la tripa de aire de abajo a arriba, es decir desde el pubis hacia el ombligo (imaginando que fuera un tubo de pasta de dientes) sin activar los músculos rectos abdominales que son los mas superficiales, es decir los conocidos como “tableta”.Al final de la espirancion vamos a sentir como un musculo se activa debajo de nuestros dedos. Manteniendo esa activación, tomo otra vez aire suavemente hinchando la tripa, pero con mucho cuidado de no perder ese activación y al soltar vuelvo a hacer lo mismo, vaciar el tubo de pasta de dientes. Activando el musculo profundo que esta debajo de nuestros dedos. Mucho cuidado de mantener las costillas siempre arriba para que no se active “la tableta” Se que no es un ejercicio fácil de trabajar, por eso siempre es mas recomendable, si es que sufres algunas de las patologías antes mencionadas, acudir a un fisioterapeuta para que evalúe tu lesión.