Blog Maisha

LA LESION MAS TEMIDA DE LOS DEPORTISTAS: LA TRIADA.

Descrita en 1950 por el Doctor norteamericano Donald Horatio O ́Donoghue. Y es una triple lesión en una: rotura de lugamento cruzado anterior, rotura de ligamento lateral interno y menisco interno. ¿Cómo se produce? Se asocia a deportes de contacto, donde existen arrancadas y frenadas bruscas. Deportes que solicitan mucha carga a nuestros tejidos menisco-ligamentario. El gesto por excelencia es una brusca rotación de la rodilla hacia interno, con una gran compresión del departamento externo de la rodilla, y una distensión del ligamento lateral interno. Esto produce un chasquido muy potente que pone de manifiesto que algo en nuestra rodilla acaba de romperse. Lo habitual es que la recuperación se produzca a partir de los 6 o 7 meses, en cuyo caso será primordial hacer una recuperación óptima y cargada de fisioterapia, ya que, en caso contrario, el riesgo de recaer sería muy elevado.

DESGASTE ARTICULAR EN EL MIEMBRO INFERIOR.

Resulta paradójico. Siempre y cuando nuestro cuerpo empieza a padecer algún tipo de desgaste articular, el traumatólogo nos recomienda detener la actividad física de inmediato y guardar reposo para no seguir desgastando nuestras articulaciones. ¿Debemos realmente seguir estas instrucciones al pie de la letra? La respuesta es sí y no. Está demostrado que la actividad física es un buen analgésico para nuestro cuerpo, ya que la actividad en el cuerpo activa los sistemas descendentes endorfínicos de nuestro cerebro (bloqueando de esta forma la señal nociceptiva o dolorosa). Por lo tanto, deberemos mantener el nivel de actividad en nuestro cuerpo, pero adaptándonos a nuestra nueva circunstancia. El desgaste de nuestras articulaciones es una circunstancia importante a tener en cuenta. ¿Cuál es un buen ejemplo de actividad física que sea recomendable para evitar el desgaste articular de los miembros inferiores? La respuesta es la natación, por ejemplo. La activación muscular es elevada y la compresión articular es ínfima ya que nuestro cuerpo permanece en posición horizontal. Nuestros músculos trabajan propulsando nuestro cuerpo a través del agua. Andar o ir en bicicleta son otras dos opciones interesantes, existe compresión articular pero el impacto es sutil. Muchas veces nuestro traumatólogo peca de precavido. Tenemos que hacerle caso, por supuesto, pero no debemos dogmatizar sus consejos.

PERIOSTITIS TIBIAL.

La periostitis consiste en la inflamación del periostio, una capa de de tejido conjuntivo que recubre los huesos. Debido a las características de la tibia, es muy susceptible de irritarse e inflamarse en la zona de inserción de los músculos tibiales, sobre todo en personas que practican deportes de impacto. La periostitis tibial es una lesión especialmente frecuente entre corredores. El síntoma identificativo es el dolor en la zona de las espinillas, que empeora con la actividad física; siendo especialmente doloroso en la fase de impulso en la carrera. Los mecanismos de lesión más comunes suelen estar ligados al sobre-esfuerzo: ·Aumento inadecuado de la intensidad y duración del ejercicio ·Sobrecarga muscular de los músculos que se insertan en la meseta tibial, por falta de estiramiento y descarga muscular por fisioterapeutas ·Zapatillas sin suficiente amortiguación ·Falta de adaptación a la carrera en terrenos duros ·Mala técnica de carrera y/o realización de movimientos lesivos durante la práctica deportiva.

Es necesario prestar atención a esta lesión, porque además de altamente discapacitante si no se trata (el dolor aumenta de intensidad, siendo muy doloroso incluso caminar en nuestro día a día); en los casos más extremos, puede evolucionar en una fisura/fractura por estrés. El tratamiento indicado una vez existe la lesión consiste en una disminución de la carga de actividad deportiva, y en tratamiento fisioterápico. Dependiendo del tiempo de evolución de la lesión, son necesarias distintas técnicas de fisioterapia; pero todas con unos mismos propósitos:

·Descargar los músculos tibiales de la cara anterior y posterior de la pierna, para que dejen de ejercer tanto estrés en sus inserciones.

·Disminuir la inflamación del periostio y favorecer su recuperación, mediante técnicas manuales (cyriax) o instrumentales (ultrasonidos), dependiendo del tiempo de evolución de la lesión y sus características.

·Reeducación de la técnica de carrera/actividad deportiva para eliminar posibles movimientos lesivos.

·Vendaje neuromuscular para reducir el estrés en la zona de inserción muscular.

El tiempo de recuperación de la lesión varía entre individuos, pero está comprendido entre las 2 semanas para los casos que empiezan a tratarse en su fase aguda, hasta los 3 meses de evolución en los casos subagudos o crónicos. Para evitar sufrir esta lesión es muy importante ajustar las cargas de actividad física y visitar regularmente a un fisioterapeuta, para que descargue los músculos que se ejercitan durante el deporte y comprobar tu estado físico general. Además, un buen periodo de estiramiento es fundamental, por lo que te recomendamos el siguiente: ·Sentados con las rodillas semiflexionadas y la espalda recta, cogemos las piernas por debajo de la rodilla y presionamos con los pulgares sobre la zona de las espinillas, justo en la inserción del tibial. Manteniendo esta presión con el pulgar sobre la tibia, estiraremos las punteras, llevando el pie en extensión, y manteniéndolos en esta posición durante unos 50 segundos.

DIATERMIA PROFUNDA: TECNOLOGIA PARA RECUPERARTE EN LA MITAD DE TIEMPO.

La diatermia en fisioterapia, consiste en calentar localmente los tejidos de la zona a tratar, aliviando el dolor y relajando más rápidamente la musculatura, aumentando la irrigación sanguínea y por tanto favoreciendo la correcta cicatrización tejidos dañados. Se puede utilizar por sí sola o combinada con el resto de técnicas de fisioterapia, tal y como hacemos en nuestro centro. La diatermia es capaz de reducir el tiempo de recuperación de lesiones como roturas fibrilares, tendinitis, esguinces, sobrecargas y fatigas musculares entre un 50-60% en comparación con las técnicas puramente conservadoras. Para otro tipo de patologías, destaca su alto poder analgésico, que permite al fisioterapeuta abordar las lesiones de su paciente con menos dolor, y el alivio sintomático del dolor desde la primera sesión.

Existen diferentes parámetros modificables dentro de la diatermia profunda utilizada por fisioterapeutas, por lo que se hace necesario una formación específica nos permite modificar el tipo corriente y su profundidad, adaptándonos en cada momentos a las necesidad específicas de nuestros pacientes y sus lesiones. Es por tanto, que pese a que suele asociarse la diatermia exclusivamente con la recuperación de lesiones deportivas, muchísimas patologías comunes (como la lumbalgia, tortícolis, cicatrices post- quirúrgicas...) pueden beneficiarse de un tratamiento combinado de fisioterapia y diatermia. Además de todos los campos anteriores, en FisioMaisha somos especialistas en la salud de la mujer durante el embarazo y post-parto. En el campo de la recuperación del suelo pélvico también destaca la actuación de la diatermia: al mejorar el trofismo y la elasticidad de los tejidos está indicada expresamente para la atrofia vaginal, cicatrices producidas por desgarros, episiotomías, cesáreas; disfunciones sexuales (dolor por hipertonía de la musculatura, anorgasmia por la hipotonía) y la recuperación tras radiaciones oncológicas.

EL DEPORTE Y LOS MASAJES DE DESCARGA.

El masaje de descarga deportivo es una terapia manual intensa, dirigida especialmente a todas aquellas personas que entrenan diariamente o con altos niveles de exigencia.El masaje de descarga tiene dos propósitos fundamentales: ·Protección: ayuda a prevenir lesiones musculoesqueléticas ·Aumento del rendimiento: mejora la capacidad muscular antes de la competición (mejorando su resultado) y reduce el tiempo de fatiga y dolor entre sesiones de entrenamiento y tras la competición. El masaje de descarga protector debe realizarse en el día de descanso, o en su defecto en el día de menor carga de entrenamiento, espaciándose entre sí mínimo una semana. Por el contrario, el masaje de descarga pre-competición es aconsejable realizarlo 48h antes de la prueba. Hay que tener en cuenta que para que le masaje pre-competitivo sea efectivo es necesario haber seguido una rutina de masajes de descarga las semanas anteriores. Después del evento deportivo de alta intensidad también podemos ponernos en manos de un fisioterapeuta para bajar la hipertonía muscular resultado del esfuerzo físico, eliminar las toxinas generadas y aliviar el cansancio y prevenir futuras agujetas.

DOLOR Y LIMITACION DEL MOVIMIENTO: ¿TENDINITIS?

Dependiendo de nuestro tipo de trabajo y las actividades que nos guste practicar en nuestro tiempo libre, es posible que seamos propensos a desarrollar tendinitis. La tendinitis consiste en la inflamación de un tendón, y se produce más comúnmente por la sobrecarga y el sobreuso del músculo del tendón afectado, casi siempre acompañado de un desequilibrio de las fuerzas entre músculos agonistas y antagonistas; aunque patologías previas en esa misma articulación u otras cercanas, así como la edad, y los movimientos repetitivos son factores que aumentan su probabilidad de aparición. El tipo de tendinitis difiere según muchos factores de nuestra vida diaria, pero las tendinitis más predominantes suelen afectar la articulación del hombro, el codo o la rodilla. Los síntomas con los que cursa la tendinitis son los siguientes:

·Dolor, que aumenta de intensidad por las noches, o al empezar a realizar una actividad concreta.

·Aumento de la sensibilidad a la presión en la zona. ·

Dificultad en los movimientos.

·Inflamación y tumefacción de la zona.

Hay que recordar que la inflamación del tendón es una respuesta natural al daño tisular que se ha producido, y que el tratamiento de una tendinitis aguda (a los pocos días de producirse el daño y la inflamación del tendón) será diferente de una tendinitis crónica (resultado de una mala resolución del daño tisular).

Para prevenir este tipo de lesiones te recomendamos que adecúes tu puesto de trabajo para que sea ergonómico en medida de lo posible, y si requiere una gran carga física, que realices estiramientos entre 2 y 3 veces a lo largo de tu jornada laboral. Si eres deportista, realizar los estiramientos adecuados durante no menos de 90 segundos, y adaptar la carga de esfuerzo durante tus entrenamientos te ayudará a disminuir el riesgo de tendinitis. Si sospechas que puedas tener tendinitis, te facilitamos los siguientes recomendaciones: ·Tendinitis aguda: Si acabas de empezar a notar dolor e inflación en la zona, y además la notas inflamada y con una temperatura ligeramente superior a la normal, es posible que el proceso inflamatorio en el tendón acabe de producirse, y estás en la fase aguda de esta lesión. Aplícate hielo en la zona durante no más de 10 minutos seguidos, y realiza un reposo relativo (es importante seguir utilizando la articulación, pero no la sobre esfuerces).

Trata de no tomar antiinflamatorios al menos el primer día, a menos que el dolor sea demasiado intenso. Trata en los días siguientes de utilizar pero no sobrecargar la articulación, y en caso de que sea inevitable, aplica hielo tras la actividad. Si el dolor y la inflación no cesa tras aproximadamente una semana, te recomendamos que visites a un fisioterapeuta, que pueda aconsejarte y tratar el problema antes de su cronificación.

·Tendinitis crónica y/o recurrente: Si llevas aproximadamente más de dos meses con este tipo de molestias, o por el contrario, tienes varios episodios anuales, es posible que sufras de una cronificación de la inflamación tendinosa. La recuperación de las tendinitis crónicas es larga y tediosa, ya que suelen ir asociadas a otras patologías como la artitis; y superan normalmente el año de tratamiento.

Es necesario la participación y el compromiso total del paciente para la recuperación. Te recomendamos que realices un reposo relativo de la articulación, que trates la inflamación con hielo (nunca más de 5 minutos), y que acudas a un fisioterapeuta para esclarecer la posible causa de la tendinitis; y así poder mejorar el dolor, la movilidad, y recuperar la fuerza en la articulación.

PRACTICA RUNNING CON SEGURIDAD Y EVITA LESIONES.

Con el buen tiempo, las animadas carreras populares y la operación bikini es difícil resistirse al encanto del runnig, pero una mala práctica o un esfuerzo excesivo puede provocarnos lesiones. La fascia plantar, la cadera, la zona lumbar e incluso las cervicales son zonas susceptibles de verse afectas si no tomamos ciertas precauciones. Recomendaciones antes de empezar a practicar running ·Invierte en el tipo de calzado adecuado para tu tipo de pisada. ·Proponte metas razonables, y trata de reconocer dónde están tus límites para ir superándolos progresivamente. Hay diferentes aplicaciones que puedes utilizar, como por ejemplo 5K Runner. ·Empieza la carrera con calentamientos y un trote moderado, para luego ir incrementando la intensidad. Termina de la misma forma, disminuyendo progresivamente, y con estiramientos suaves y prolongados. ·Presta atención a tu cuerpo, y no pases por alto dolores, sensaciones anormales en articulaciones, o cambios en tu cuerpo. ¿Cómo puede ayudarte un fisioterapeuta? Cada persona es diferente, y por ello su biomecánica, su forma de entrenamiento, su postura y sus relaciones musculoesqueléticas son diferentes. Esto nos hace propensos a diferentes tipos de lesiones. Una valoración de fisioterapia puede ayudarte a reconocer como se relacionan entre sí los diferentes músculos que participan en la carrera, comprobar que su relación es óptima y si no, cómo mejorarla; y a reequilibrar las estructuras óseas en para reducir potenciales problemas posturales (por ejemplo, en la pelvis y las lumbares). El calentamiento y el estiramiento son fases clave en nuestro desarrollo como corredores, y su poder para prevenir lesiones es indiscutible. Tu fisioterapeuta podrá recomendarte los mejores ejercicios y estiramientos según tus características físicas y tu forma de entrenamiento, enseñándote cuál es la sensación correcta al estirar, y las mejores posturas para hacerlo. Además, el running es una actividad exigente, por lo que es recomendable que estemos familiarizados con las posibles lesiones que nos puedan ocurrir; y visitar a tu fisioterapeuta periódicamente, puede ayudarte a reconocerlas y tratarlas adecuadamente, minimizando la alteración de tu salud, vida diaria y entrenamiento.

BENEFICIOS CIENTIFICAMENTE PROBADOS DEL PILATES

El Pilates está de moda. Cuenta con muchísimas variantes, y el número de practicantes está por las nubes. ¿Pero qué es lo que hace al Pilates tan especial? ¿Es otra moda pasajera? A continuación te contamos los beneficios por los cuales el Pilates está aquí para quedarse.En un principio, el método Pilates fue utilizado por militares y bailarines profesionales, que sacaron el máximo provecho a la flexibilidad y resistencia muscular que proporciona la práctica regular de Pilates. Hoy día, utilizado como ejercicio de mantenimiento; el Pilates es muy útil en la prevención y la mejora de lesiones posturales. Se han realizado múltiples estudios y revisiones sistemáticas en las que se prueba que con la práctica regular del Pilates se mejora el dolor crónico de espalda; aumenta la flexibilidad y el equilibrio dinámico, además de aumentar la resistencia muscular en corto plazo(1). Mejorando determinados aspectos de nuestra salud, el Pilates ha demostrado que mejora considerablemente la calidad de vida de las personas que lo practican, manteniéndose sus beneficios hasta 3 meses(2) después de la última clase. Debido a la versatilidad del Pilates y a que en FisioMaisha somos fisioterapeutas las que impartimos las clases, se asegura la perfecta adaptación de los ejercicios de pilates a todas las edades y diferentes necesidades de los alumnos; mejorándose la coordinación y disminuyendo considerablemente los riesgos de accidente y caídas(3). Pese a que todo en Pilates son beneficios si aún estás dudando, puedes participar gratuitamente en una de nuestras clases reducidas. ¡Contacta con nosotras!

PREVENCION PARA LOS DEPORTES DE INVIERNO.

Ante la avalancha de aficionados a los deportes de nieve y para evitar las temidas lesiones , Maisha ofrece una serie de recomendaciones fáciles de cumplir. El invierno esta a la vuelta de la esquina y con las bajas temperaturas, llega el momento de enfundarse los esquís, abrocharse los patines de hielo o subirse a la tabla de snow. Fisiomaisha aconseja estas practicas deportivas ya que mejoran la condición física, sin contar las ventajas que tiene realizar deporte al aire libre, entre ellas los efectos psicológicos y emocionales. Sin embargo el ski y el snowboaring son deportes con un riesgo considerable de lesiones debido las caídas y colisiones. ¿Se pueden evitar todas las lesiones?? Todas no, pero si la mayoría. Para ello hay que seguir unas pautas de conducta adecuadas. Como prepararse físicamente, contar con la equipacion correcta, chequear el estado de nuestras rodillas y formarse adecuadamente. Los mayores de 50 años debererian consultar antes de iniciar la actividad.

PREPARACIÓN PREVIA

Lo primero es contar con una buena preparación física y no mantener un ritmo de vida sedentario durante el reato del año. La preparación física proporciona un buen tono muscular y a la hora de realizar el deporte, ayuda a evitar la fatiga y el sobreesfuerzo de las estructuras. También es aconsejable realizar antes de la practica deportiva movilizaciones articulares, estiramientos suaves y trabajo propioceptivo, encaminados a fortalecer la musculatura y hacer mas efectiva la función de ligamentos y tendones. Por otra parte a los primeros síntomas de cansancio es aconsejable abandonar la actividad, ya que cuanto mas cansado o fatigado se encuentre nuestro cuerpo mas probabilidades de lesionarse, debido a que el musculo tiene una menor capacidad de respuesta al movimiento. Ademas el cansancio lleva implícita una falta de concentración, lo que puede dar lugar a una caída. Por lo que el cansancio es el principal factor de riesgo para sufrir lesiones en este tipo de actividades CALENTAMIENTO La mejor forma para evitar la lesión sigue siendo realizar un optimo calentamiento. Consiste en realizar movilizaciones articulares suaves, tales como caminar y carreras suaves y estiramientos musculares de los principales músculos que van a intervenir en la actividad que vayamos a realizar. de esta forma conseguimos que la musculatura este mas activa y tenga mayor capacidad de respuesta. Seria ideal hacer un calentamiento de unos 15 a 20 minutos sobre todo incidiendo en piernas y columna.

Es importante empezar el ejercicio de una manera progresiva, es decir empezando con pendientes mas suaves, e ir avanzando en función del calentamiento muscular. También es muy aconsejable para evitar lesiones realizar una pauta de estiramientos posterior al ejercicio para relajar la musculatura. Otras recomendaciones importantes es ingerir medio litro de agua durante las dos horas previas a la actividad así como durante la practica y al finalizarlas,Se recomienda también utilizar material técnico y ropa adecuada. Ya que el musculo esta en su mayor parte formado por agua, por lo que si no lo alimentamos estamos provocando una mayor predisposición a lesiones y fatiga. En cuanto a la ropa es imprescindible que sea transpirable, flexible, impermeable y reforzada en las zonas que sufren mas desgaste. Así conseguiremos mantener la temperatura corporal y que nuestros músculos no estén sometidos a variaciones importantes de temperatura, que los posibles impactos sean amortiguados y que podamos realizar nuestro ejercicio con libertad de movimiento. Es un error pensar que cuantas mas capas mejor, ya que no es recomendable pasar calor.

Por lo que se recomienda poner 3 capas: una pegada al cuerpo de tejido transpirable, una segunda de tejido técnico que de calor y por ultimo una chaqueta que aísle del aire y la nieve y que impida que se pierda el calor corporal. Es muy importante para evitar lesiones el resto del material técnico, ya sea casco, importantisimo, esquíes, botas, calcetines, guantes,gafas... Las lesiones mas frecuentes son de rodilla, tobillo, muñecas y pie. Las mas graves se concentran en las extremidades inferiores, en concreto en la rodilla. Aquí la lesión mas importante es la rotura del ligamento cruzado anterior. Esperamos que les haya servido estos consejos para evitar problemas en la nieve. Nos vemos a la vuelta de Navidad.